Publicado el 2 comentarios

Técnicas para pintar usando café Lavazza

café lavazza madrid

Pintando con café Lavazza

¡Cafeteros! ¿También sois seguidores del mundo de la pintura? Seguro que hay más de uno que sí que lo es, por eso hoy queremos compartir con todos vosotros una técnica no muy habitual para pintar: ¡a base de café! Y no, no queremos decir con esto que vayamos a pintar el cuadro acompañados de nuestra taza de café Lavazza Madrid, que también estaría muy bien, si no que hemos estado investigando y hemos visto que es posible, igual que empleamos el óleo o las acuarelas para pintar, hacerlo mediante café. ¿Queréis saber cómo? Pues no os perdáis el siguiente post.

Hacer pintura con café, y si es con nuestro café Lavazza Madrid mejor que mejor, es muy sencillo y asequible para cualquiera. La mayoría de nosotros disponemos en casa de la materia prima, el café.

Cómo preparar pintura con café Lavazza Madrid.

¿Qué necesitamos para preparar la pintura con café?
  • Café. Por supuesto, indispensable. Podremos utilizar o bien café molido o bien café en polvo o soluble. Con el café soluble tardaremos menos en preparar la mezcla puesto que al estar ya molido ahorraremos tiempo y además podremos controlar mejor la mezcla.
  • Agua. Usaremos agua para disolver nuestro café Lavazza Madrid. Puede usarse agua fría o caliente, si la usamos caliente nos será más fácil y efectivo el proceso porque tardará menos en disolverse.
  • Un recipiente para llevar a cabo la mezcla.
  • Dependiendo de cómo queramos que nos quede la pintura, variaremos la proporción de agua y café. Si queremos una pintura más oscura y densa, pondremos menos cantidad de agua. Si por el contrario queremos una pintura más clarita y fluida, pondremos mayor cantidad de agua y menor de café.

    ¿Cuáles son las principales características de la pintura con café?

    • Tono y matiz: Con nuestra pintura de café Lavazza Madrid conseguiremos obras monocromáticas en tonos marrones (en función de cómo nos haya quedado la mezcla). Ya que sólo disponemos de una serie de tonos marrones, jugaremos con la luminosidad y la oscuridad para conseguir diferentes matices. Si quisiéramos dotar a las obras de más colorido, tendríamos que mezclar nuestro café con acuarela o tinta.
    • Estructura: La base de nuestra pintura hecha a base de café Lavazza Madrid es, comparada con otras mezclas como la acuarela, mucho más densa y pegajosa. Pero como ya hemos mencionado antes, depende de la cantidad de agua y de café que pongamos nos quedará más o menos equilibrada.
    • Secado: Igual que en el caso de la acuarela, ya hemos mencionado varias veces que se trata de técnicas bastante similares, la pintura a base de café queda más clara una vez que se ha secado. Aunque es más fácil de corregir que la acuarela si quisiéramos hacer alguna modificación una vez terminada.
    ¡Pues eso es todo! Pintar con café es mucho más fácil de lo que parece, ¿verdad? Seguiremos investigando otros usos alternativos que darle a nuestro café Lavazza Madrid para teneros informados, mientras tanto podéis disfrutar de las obras hechas con café de este ilustrador brasileño: Dirceu Velga.
    ¡Hasta la próxima!
    Deja una respuesta